CAPITULO =11= RECURSOS FORESTALES Y DE CAZA - TOMADO DEL LIBRO: LA TRANSFORMACIÓN SOCIAL DE LA HUMANIDAD,

EL ANIMAL INTELECTUAL falsamente llamado hombre se ha propuesto

con saña inaudita asolar el planeta en que vivimos destruyendo

los bosques y asesinando villanamente algunas veces por

codicia, otras por deporte, a todas las criaturas de la

naturaleza.

Antes de que los Ingleses conquistadores llegaran a ESTADOS

UNIDOS, los indios vivían en paz y se alimentaban cultivando

las tierras o cazando lo indispensable para comer.

Entonces abundaba ese precioso animal llamado BÚFALO. Los

Indios solo cazaban muy pocos ejemplares para comer; pero

cuando los «CIVILIZADOS» invadieron el territorio Pielroja se

dedicaron a cazar búfalos por cantidades alarmantes.

Los Civilizados asesinaban a estas criaturas movidos por la

abominable codicia.

Cualquier bestia mata para comer cuando tiene hambre pero los

"civilizados" matan sin hambre, matan por el placer de matar,

por el gusto de ver caer muertas las inocentes criaturas de la

naturaleza, o llevados de la sed insaciable de la codicia.

En Estados Unidos los famosos civilizados ni siquiera se comían

la carne del Búfalo, esa carne se podría sin que nadie se la

comiese, no había hambre, mataban esas fieras "civilizadas”

con el único propósito de vender la piel de estos animales,

así la especie bellísima de los Búfalos ya estaba

desapareciendo, fue entonces necesario que los INDIOS PIELROJAS

alarmados por esta clase de crímenes, intervinieran ante el

gobierno, advirtiendo que ya la especie de BÚFALOS estaba por

terminar definitivamente

Afortunadamente el Gobierno supo escuchar a los Indios y

resolvió cercar un enorme territorio donde quedaban los últimos

ejemplares de estas preciosas criaturas.

El lugar fue rodeado de alambradas y convertido en PARQUE

NACIONAL, hoy en día ya se han multiplicado nuevamente los

búfalos dentro de ese parque porque nadie puede matarlos.

Si no hubiera sido por las gestiones realizadas por los INDIOS

ante el Gobierno, ya no existiría esa preciosa especie. Los

civilizados la habrían acabado para siempre.

En tiempos pasados existía una bellísima especie de Pájaros de

lindísimo plumaje y largo pico, esa primorosa especie hacia muy

largos viajes en épocas de emigración.

El nombre de esa especie de pájaros era conocida como CHORLITO,

cuéntase que estas preciosísimas aves en sus viajes de

EMIGRACIÓN rodeaban al planeta tierra y llegaban a todos los

países del mundo.

Las nubes de CHORLITOS pasaban por sobre todos los territorios

del Mundo y se posaban en las playas marítimas.

Muy pronto los cazadores descubrieron que la carne del CHORLITO

era agradable al paladar y entonces llevados por la codicia se

dedicaron a matar, no para calmar su hambre, pues no tenían

hambre, sino para conseguir dinero y vender no solo la carne

sino hasta el plumaje precioso de estas aves.

Así fue como resolvieron INDUSTRIALIZAR el CHORLITO para

conseguir dinero y dinero y más dinero.

Así fue como desapareció para siempre la especie del CHORLITO.

Los "civilizados" cazadores acabaron con esa bellísima especie

de aves que antes alegraban nuestra bella morada terrestre.

Antaño existió en la ISLA MEXICANA DE GUADALUPE una especie de

foca extraordinariamente llamada ARCTOCSHALU TOWNSEND. (Nombre

Latino.)

Cuentan las tradiciones que esta foca era de extraordinaria

belleza como nunca jamás se ha vuelto a conocer alguna similar.

Los señores Cazadores SUPERCIVILIZADOS como siempre, se

dedicaron con saña inaudita a asesinar a estas bellas focas

finas de Guadalupe, no menos de 200.000 preciosísimas pieles

fueron sacadas de la ISLA DE GUADALUPE con un valor de

6.000.000 Dólares.

Los señores cazadores sólo pensaron en llenarse las bolsas con

dinero y más dinero y acabaron para siempre con esas

preciosísimas focas de la ISLA DE GUADALUPE.

En el África los cazadores han hecho desastres, ahora las

criaturas de la naturaleza perseguidas implacablemente por los

CIVILIZADOS CAZADORES, han resuelto buscar refugio en un Valle

gigantesco formado sobre el cráter enorme de un VOLCAN APAGADO.

Muchos ríos que antes servían para el riego de las tierras ya

no fluyen y sus lechos están secos porque los CIVILIZADOS

resolvieron acabar con los bosques movidos por la codicia,

deseosos de ser dueños y propietarios de haciendas.

EL ANIMAL INTELECTUAL llamado hombre está acabando con todo,

destruyendo la hermosa morada planetaria en que vivimos.

Ignora la especie humana que todo lo que existe tiene un motivo

de ser, no quieren comprender los ANIMALES INTELECTUALES de que

todo es Vibración, energía, ondulación.

La Vida existe por Vibración, se sostiene por la Vibración y

deja existir por cualquier desequilibrio oscilatorio.

Del espacio cósmico infinito, descienden a la tierra millones

de RAYOS CÓSMICOS que son captados por millones de antenas que

viven sobre la superficie de la tierra.

Cada planta según su especie, cada árbol según su familia,

capta, asimila y recoge determinados tipos de Energías cósmicas

que luego se transforma inconscientemente y transmite a las

capas anteriores del organismo planetario en que vivimos.

Ciertos animales captan un tipo especial de energía cósmica y

otros animales otro tipo de energías.

NO hay criatura animal que no tenga un papel importante en el

campo de la economía energética del organismo planetario.

Todo animal es una pequeña máquina transformadora de Energías,

de esta ley no podemos excluir tampoco al ANIMAL INTELECTUAL.

Este recoge cierto tipo de fuerzas que luego inconscientemente

TRANSFORMA y transmite a las capas anteriores de la tierra.

La tierra es un organismo viviente y de verdad necesita de

todas y cada una de sus criaturas para poder vivir en el

concierto de los mundos.

Existen familias Vegetales y animales que transforman energías

del planeta tierra y para el planeta tierra.

Existen familias Vegetales y Animales que transforman energías

solares necesarias para la vida del organismo planetario.

Existen familias Vegetales y Animales que transforman energías

del COSMOS INFINITO y que luego las transforman y adaptan a las

necesidades de la tierra.

Los devastadores de bosques y los cazadores deben ser llevados

a los tribunales de justicia y juzgados de acuerdo con la Ley.

Existen varias clases de asesinato, hay fratricidas,

Matricidas. Uxoricidas, infanticidas, etc. etc. etc. pero el

asesinato más cobarde es del cazador que fríamente y con infame

astucia, dispara su escopeta contra las preciosas criaturas de

la naturaleza que a nadie ofenden y que si alegran la vida.

Quien mata a los animales del bosque atenta de hecho contra el

equilibrio del organismo planetario porque cada criatura de la

naturaleza es indispensable pura la economía del mundo.

Aunque muchos se rían, el resultado de la cacería suelen ser

muchas epidemias, sequías, ciclones, etc. etc. etc.

La tierra es un organismo viviente y todas y cada una de sus

criaturas cumplen dentro del organismo planetario en que

vivimos, las funciones específicas que cada órgano humano

cumple dentro del organismo humano.

Cada criatura viviente es un transformador de energías, cada

tipo de energía es necesario para el funcionamiento del

organismo planetario.

El ministerio de agricultura debe vigilar los bosques y

protegerlos. Es necesario cultivar ciertas tierras y proteger

los mejores bosques, si es que realmente no queremos agotar los

recursos de la tierra.

Acabar con los bosques y destruir las especies vivientes,

significa de hecho convertir la tierra en un GRAN DESIERTO.

Quienes destruyen los bosques y quienes matan a las criaturas

de la naturaleza son verdaderos desequilibrados mentales,

gentes peligrosas que deben ser encerradas en Sanatorios para

enfermos mentales, o en REFORMATORIOS ESPECIALES.

ES inconcebible para una mente juiciosa, ver a muchos cazadores

corriendo por el bosque escopeta en mano, disparando contra

criaturas indefensas que jamás le han ocasionado daño alguno y

que además son indispensables para el buen funcionamiento del

organismo planetario en que vivimos.

Es inconcebible ver a muchos codiciosos talando bosques sin

piedad alguna, con el único propósito de hacerse ricos y

poderosos.

La tierra es un organismo muy delicado y si nosotros lo

destruimos nos causamos daño a sí mismos.

La tierra es un precioso organismo que merece que se le cuide

porque en él vivimos todos nosotros, resulta absurdo permitir

que los insensatos destruyan nuestra bella morada.

Deben haber Leyes que protejan a la Madre Naturaleza, deben

haber juzgados y Jueces que sepan sancionar inteligentemente a

todos aquellos que en una u otra forma atentan contra la

naturaleza y la destruyen.

Es injusto permitir que toda la humanidad resulta victima de

muchas calamidades cuya causa se encuentra en los destructores

de la natura.

Los Cazadores y los destructores de bosques son CRIMINALES de

la peor especie.

Comentarios