CAPITULO =12= LA FRUTICULTURA - TOMADO DEL LIBRO - LA TRANSFORMACION SOCIAL DE LA HUMANIDAD,

Los científicos modernos con sus SABIHONDESES están acabando

con los frutos que la GRAN NATURALEZA nos ha dado para la

alimentación.

Hoy en día están de moda los injertos vegetales, los

científicos Norte-Americanos con sus SABIHONDESES han hecho de

las frutas una verdadera fiesta para los ojos.

Uno se asombra al ver el tamaño de las Naranjas, limas, uvas,

manzanas, etc. de California.

Un dicho vulgar dice que "NO TODO LO QUE BRILLA ES ORO", ese

dicho es muy sabio.

Esas frutas son producto de los injertos vegetales, esas frutas

con toda su belleza deslumbrante va prácticamente no contienen

nada de lo dispuesto por la MADRE NATURALEZA para la existencia

normal de los seres.

Los modernos científicos están muy lejos de sospechar siquiera

que cuando cualquier planta es injertada, ya no puede captar el

tipo especial de ondas vibratorias del cosmos, fundamentales y

necesarios para la vida, entonces es lógico que se produce una

adulteración en el fondo vital del fruto.

Los SABIHONDOS naturalmente no creen estas cosas, ni las saben,

ni las sospechan, ellos sólo ven en los frutos las TEORÍAS que

tienen metidas en sus cabezas las substancias químicas que

estudiaron en el laboratorio, etc. ellos no son capaces de ver

el fruto en sí mismo, de ver eso que KANT llama LA COSA EN SI.

Los Sabios Venerables de los ANTIGUOS TIEMPOS supieron ver la

COSA EN SI el fruto en sí mismo y conocieron los resultados de

estos famosos INJERTOS.

Cuando un árbol, o una planta cualquiera es injertada, alcanza

un estado definido por la ciencia de los viejos Hierofantes

arcaicos, con el extraño y exótico nombre de ABSOIZOMOSA.

En ese estado definido con esa misteriosa palabra ARCAICA, es

sabido que la planta o árbol, absorbe del ambiente ciertas

substancias cósmicas que no alimentan y sólo sirven realmente

para recubrir la presencia subjetiva automáticamente

auto-reproductora.

Cuando el árbol se halla en el estado de pureza original, es

claro que atrae del PROTOCOSMOS las substancias VITALES

necesarias para la alimentación de los seres, pero cuando su

estado original es adulterado, ya el árbol pierde esa capacidad

fundamental.

Las frutas que son hijas del ADULTERIO, resultan de hermosa

presencia, pero inútiles para la alimentación de la especie

humana.

Lo más asqueante de todo esto, además del adulterio vegetal,

son las famosas conservas de frutas encerradas herméticamente

en latas que exudan veneno, los NORTEAMERICANOS quieren

conservar todas las comidas en latas herméticamente cerradas.

El resultado del consumo absurdo de comidas enlatadas, es la

famosa POLIOMELITIS.

Lo más grave es que los "GRINGOS" están llevando su

POLIOMELITIS a todos los países que visitan.

Creen los SUPERCIVILIZADOS científicos modernos que esto de la

conservación de productos comestibles en latas herméticamente

cerradas, es cosa de ahora de estos tiempos, y se equivocan

lamentablemente.

Ya esa clase de ensayos se hicieron en los ANTIGUOS TIEMPOS, y

se abandonaron por haberse comprobado que son inútiles v

peligrosos para la salud.

En el continente Asiático existió un ARCAICO PAÍS desconocido

para la historia, el nombre de ese país fue MARALPLEICIE, los

habitantes de ese antiguo país rivalizaban entonces con otro

país contemporáneo llamado TIKLIAMISH.

Los comerciantes de MARALPLEICIE encerraron conservas de frutas

en lo que entonces se conocía como «ENVASES SIKHARENENIANOS.

Dicha clase de envases se preparaba con MADREPERLA finamente

molida, yemas de huevo de gallina y una cola obtenida del

pescado llamado ESTURIÓN CHOOZNA.

Aquellos envases parecían bellísimos tarros de vidrio sin pulir

adornado con exóticas formas orientales de maravilloso colorido

y gran belleza.

Los viejos Sabios llegaron entonces a comprender después de

severos análisis, que existen bellezas malignas.

Sus estudios científicos les permitieron verificar que los

alimentos así envasados se tornaban venenosos para los

organismos.

Las múltiples pruebas de laboratorio llevaron a los Sabios a la

conclusión lógica de que los alimentos encerrados en envases

herméticamente cerrados, se vuelven tóxicos.

Los viejos sabios de aquel antiguo país descubrieron entre

muchas otras malas cosas, que los desdichados consumidores

llegaban a perder eso que se llama VERGUENZA ORGÁNICA.

Entonces los Gobiernos actuaron con más cordura que aquella con

la cual se envanecen los Gobiernos Modernos de esta época

tenebrosa en que vivimos.

Entonces los Gobiernos prohibieron radicalmente usar envases

herméticos para encerrar alimentos.

Los envases de estos tiempos modernos son peores que los

envases de la antigüedad. Los alimentos enlatados han traído

graves enfermedades a la especie humana.

Los elementos activos venenosos del estaño y de otros metales,

contenidos en envases herméticamente cerrados, es claro que no

pueden escaparse, no pueden volatizarse y se vienen a combinar

con los alimentos enlatados, debido a eso que se llama

parentesco de clases por el número de vibraciones.

Estamos en la época de la electrónica y del estudio del átomo y

por ello debemos aprender a pensar en términos de vibraciones y

de átomos.

Cuando las famosas conservas de frutas contenidas en estos

envases venenosos, penetran en nuestro organismo, es claro que

lo dañan, lo enferman.

Los injertos vegetales y las famosas conservas de frutas

enlatadas, están causando gravísimos daños a la raza humana, ¿y

que diremos de las sardinas enlatadas?

Esta pobre raza humana marcha por el camino de la completa

degeneración.

Los Gobiernos deben estudiar este grave problema de los Envases

de lata y prohibir los injertos vegetales.

Es necesario luchar por la salud de los pueblos. Es absurdo

adulterar los frutos de la tierra.

En las frutas no solo existen los elementos químicos que

estudian los científicos, recordemos que estamos en la época

del átomo y de la electrónica.

Recordemos que estamos en la época del estudio de las

Vibraciones y de la Radioactividad.

Existen principios Vitales Radioactivos en las frutas, que son

totalmente fundamentales para la salud de los seres.

Es un crimen contra el pueblo, adulterar estos principios

vitales.

Comentarios